Blog

Aunque los corredores de bolsa y las empresas de corretaje tienen legalmente la obligación de actuar en beneficio de los intereses de sus clientes, desafortunadamente, esto no siempre ocurre. En una situación financiera de alto riesgo, usted podría ser víctima de la falta de ética de su representante financiero por un buen número de razones, que incluyen:

  • Transacciones excesivas
  • Malversación
  • Transacciones no autorizadas
  • Concentración excesiva
  • Tergiversación u omisión
  • Incumplimiento general de obligaciones fiduciarias

Como una alternativa a demandas costosas frente a un juez y un jurado que podrían prolongarse meses o años y tener un costo importante como consecuencia, muchas personas elijen ir a arbitraje como proceso de resolución de disputas alternativo.

En el arbitraje de valores, un comité de personas imparciales escuchará los testimonios de ambas partes y luego tomará una decisión en cuanto a si se debe o no conceder la compensación por daños. El proceso de arbitraje es una manera relativamente común de resolver disputas de valores.

Antes de que se lleve a cabo el arbitraje, ambas partes deben acordar ir al proceso como una alternativa al litigio. Los procesos de arbitraje están bajo el control de la Asociación Nacional de Corredores de Valores debido a que todos los corredores y empresas de corretaje deben ser miembros de la Asociación Nacional de Corredores de Valores (National Association of Securities Dealers, NASD). También es importante mencionar que cuando usted abre una cuenta de corretaje, es probable que, escondido en algún lado entre la letra pequeña, esté el acuerdo de participación en un proceso de arbitraje como medio de resolución de desacuerdos con la empresa de corretaje, en caso de que surjan.

La buena noticia para los inversionistas es que los comités de arbitraje por lo general están compuestos por profesionales del área financiera bien versados en materia de valores. Empezar con un nivel alto de conocimiento significa que se puede llegar más rápidamente a una decisión más fundamentada y, por lo general, al pronunciamiento de una decisión final dentro de los 30 días posteriores a la audiencia de arbitraje.

Raun Muntz O-Grady LLP atiende clientes en los condados de Los Ángeles, Hollywood, West Los Angeles, Santa Mónica, Beverly Hills, Anaheim, Orange y en comunidades a lo largo del sur de California.

  Tags:   

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword: