Blog

Durante el transcurso de los últimos años, se han promulgado muchas leyes para manejar los problemas actuales de discriminación en el lugar de trabajo. En términos más amplios, estas leyes le prohíben a un empleador discriminar a un empleado por casi nungún motivo, excepto cuando se trata de algo relacionado con el desempeño laboral o la personalidad.

La más conocida de estas leyes es el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que indica que cualquier empleador con 15 empleados o más no puede discriminar a de alguien en base a su raza, nacionalidad, religión o género. El Título VII hace que sea ilegal rehusarse a contratar o despedir a alguien, negar capacitación o ascensos, acosar, asignar a un pueso de trabajo de categoría inferior o pagar menos basándose en lo anterior. El empleador tampoco puede aprobar una política ni realizar una prueba de selección que tienda a descartar a las minorías o a las mujeres, a menos que esto suponga una calificación ocupacional aunténtica.

Se han aprobado muchas otras leyes que también protegen a las personas de varias formas de discriminación. Algunas de esas leyes incluyen:

  • La Ley de Discriminación por Edad en el Empleo (Age Discrimination Employment Act, ADEA) que prohíbe la discriminación en contra de empleados o postulantes que tengan 40 años o más.
  • La Ley de Pagos Igualitarios requiere que un empleador que ya está sujeto a la Ley de Normas Razonables de Trabajo ofrezca un pago igualitario para los hombres y mujeres que realizan el mismo trabajo. Esto no cubre otros factores como antigüedad, mérito u otros que no están no relacionados con el género de un trabajador.
  • La Ley de Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act, ADA) y la Ley de Rehabilitación prohíben la discriminación en contra de una persona que está incapacitada. La ADA prohíbe a los empleadores discriminar si tiene más de 15 empleados. La Ley de Rehabilitación aplicada a los contratistas y agencias de gobierno. Según estas leyes, se debe realizar una adaptación razonable para la incapacidad cuando sea necesario.
  • La Ley de Control y Reforma de Inmigración impide que cualquier empleador con más de tres empleados discrimine a un ciudadano estadounidense o a alguien que esté en el proceso de convertirse en ciudadano.

Si ha sido víctima de discriminación, primero debe buscar los recursos administrativos para corregir su situación. Pero si esto no funciona, debe buscar proteger sus derechos al contratar los servicios de un abogado experimentado en discriminación en el lugar de trabajo.

Raun Muntz O-Grady LLP atiende clientes en los condados de Los Ángeles, Hollywood, West Los Angeles, Santa Mónica, Beverly Hills, Anaheim, Orange y en comunidades a lo largo del sur de California.

  Tags:   

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword: