Blog

Cuando un empleado sospecha que su empleador está actuando ilegalmente de una manera que pudiera comprometer la salud y seguridad de otros, este puede informar estas acciones como parte de una denuncia de informante. Los informantes también pueden presentar denuncias acerca de irregularidades financieras cuando crean que existe un fraude de compañías de cotización oficial o corporativa. Dependiendo de la naturaleza de la acusación, el empleado puede ponerse en contacto con varias agencias reguladoras a nivel estatal o federal.

Una vez que que ha habido una intervención por parte del informante, ciertas regulaciones entran en vigor para proteger al empleado de represalias. De hecho, desde que se aprobó la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health, OSH) en 1970, el Congreso ha expandido las protecciones para combatir las represalias en contra de los informantes a través de la aprobación de 22 leyes federales. Muchas leyes estatales fueron promulgadas para proteger a los empleados informantes.

Las protecciones que ofrece la ley de OSH protegen a los trabajadores que denuncian delitos como parte de una intervención del informante, en contra del cual el empleador no puede tomar represalias, incluyen:

  • Despido o cese de funciones
  • Asignación a un puesto de trabajo de categoría inferior
  • Negativa de aumentos y ascensos
  • Negativa de beneficios
  • Acoso o intimidación
  • Amenazas
  • Reducción de horas y salario
  • Inclusión en la lista negra

Si un empleado siente que está sufriendo represalias debido a que presentó una denuncia de informante, debe presentar su demanda ante la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) en los siguientes 30 días de haberlas sufrido.

Los informantes que sean víctimas de cualquiera de estas acciones podrían tener fundamentos para una demanda de defensa de informante y podrían tener derecho a compensación por daños en contra de su empleador. Lo mejor es contratar a un abogado en estos casos, dado que la demanda podría ser un proceso largo y complicado.

Raun Muntz O-Grady LLP atiende clientes en los condados de Los Ángeles, Hollywood, West Los Angeles, Santa Mónica, Beverly Hills, Anaheim, Orange y en comunidades a lo largo del sur de California.

  Tags:   

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword: