Blog

Cuando una persona fallece y entra en vigencia un documento de fideicomiso, este tendrá que estar administrado de acuerdo con los deseos del fideicomitente (creador) del fideicomiso. La administración de fideicomisos conlleva muchos pasos y a menudo se recurre a un abogado, no solo para estructurar el fideicomiso, sino también para administrarlo cuando sea el momento apropiado.

Los fideicomisos se crean específicamente para evitar la validación de testamento, lo que implica disponer legalmente de los activos de alguien más cuando esta persona fallezca. En la validación de testamento, se recurre a los tribunales para tomar decisiones que pudieran o no estar en consonancia con los deseos del difunto. Un fideicomiso describe los deseos por adelantado, para asegurar una transferencia más fácil de los activos.

La administración de fideicomisos inicia con la notificación a todos los beneficiarios y herederos del fideicomitente. El beneficiario puede presentar una solicitud para refutar un fideicomiso dentro de un lapso de tiempo determinado. Después de ese tiempo, renuncian al derecho de hacerlo.

Cuando un fideicomiso contiene inmuebles, el administrador otorga el título de propiedad al fideicomisario sucesor y la transfiere de manera que sea consistente con los deseos del fallecido. Al usar un fideicomiso, no se incurrirá en tasas judiciales y cuando un padre pasa su propiedad a un hijo, en muchos casos esto puede estar exento de la reevaluación de los impuestos de propiedad.

El administrador de un fideicomiso se asegurará de que todas las cuentas bancarias y cuentas de inversión se hayan identificado y luego transferirá esos activos a nombre del sucesor. Cualquier ingreso por esta transferencia se debe notificar al IRS.

El fideicomisario también debe pagar cualquier deuda y cumplir con todas las obligaciones del fideicomiso. Esto incluye impuestos sobre la renta y los posibles impuestos sobre el patrimonio en casos en los que el patrimonio alcance cierto umbral. Es tarea del administrador del fideicomiso mantener registros detallados para poder suministrar pruebas de contabilidad relacionada con la propiedad si se le solicita hacerlo.

Una vez que se han abordado todas estas obligaciones, el administrador del fideicomiso puede distribuir los activos restantes en el fideicomiso y liquidar el mismo si la situación lo determina.

Raun Muntz O-Grady LLP atiende clientes en los condados de Los Ángeles, Hollywood, West Los Angeles, Santa Mónica, Beverly Hills, Anaheim, Orange y en comunidades a lo largo del sur de California.

  Tags:   

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword: