Blog

Cuando una persona ya no puede cuidar de sí misma en cuanto a las finanzas y la atención médica, los tribunales pondrá el poder y la responsabilidad de manejar los asuntos de esa persona en manos de un curador.

En algunos casos, una persona que tiene problemas de salud puede que ya haya firmado un acuerdo de poder legal duradero que anulará la necesidad de un curador. Pero en la gran mayoría de los casos, los miembros de la familia necesitarán acercarse a los tribunales y pedir que se designe un depositario o un curador.

Dado que las obligaciones de los curadores pueden ser complicadas y tomar mucho tiempo, se designará un abogado especialista en curatelas. Esta puede ser la mejor opción en muchos casos, porque los curadores necesitarán asistir a audiencias del tribunal, mantener registros detallados y presentar papeles ante el tribunal de manera regular.

Tiene sentido que un curadores sea un abogado porque todos los documentos y acciones del tribunal forman parte del registro público. Designar a un abogado les da a los miembros de la familia un cierto grado de privacidad cuando se trata de asuntos familiares delicados. Además, a los curadores los supervisa el tribunal y deben rendirle cuentas de manera periódica, para que el tribunal pueda estar seguro de que el curador no se está aprovechando de la persona a la que le brinda asistencia. Los tribunales también pueden solicitar que el curador obtenga una aprobación del tribunal antes de tomar decisiones importantes, como vender algún inmueble o intentar retirar el soporte vital.

A los curadores se les reembolsa por cualquier gasto en el que incurran, así como también se les paga por los servicios que prestan. El pago viene de los activos de la persona a la que están cuidando y se debe considerar como razonable por parte del juez.

Un curador debe seguir cumpliendo con sus deberes hasta que el juez lo libere a través de una orden de culminación de sus responsabilidades. Por lo general, esto ocurrirá cuando la persona protegida muera, cuando no necesite más asistencia o si sus activos se han agotado hasta el punto de que ya no pueden mantener los gastos asociados con una curatela.

Raun Muntz O-Grady LLP atiende clientes en los condados de Los Ángeles, Hollywood, West Los Angeles, Santa Mónica, Beverly Hills, Anaheim, Orange y en comunidades a lo largo del sur de California.

  Tags:   

Posts by 

No Comments Leave a comment  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword: